Reescribiendo “Pulsaciones” 1×01: de los recursos del guionista en el misterio

Si te gusta, comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 

[OJO, SPOILERS]

Tras la emancipación de Alex Pina, parece que son pocos los guionistas con oficio que permanecen en la que antaño fuera mi casa. Afortunadamente para Globomedia, aún queda alguno en “Pulsaciones”. La nueva apuesta de Antena 3 por la ficción es un thriller clásico escrito por Carmen Ortíz, Francisco Roncal y Emilio Aragón muy al estilo de las adaptaciones noventeras de las novelas de Michael Crichton, lo cual es un punto a favor en cuanto a contenido -porque no recuerdo ninguna serie española que se le parezca- pero en contra en cuanto a estética –porque en 2016 ya luce algo viejuna-. Aún así, el capítulo 1 es un digno producto televisivo que persigue a un público generalista y que probablemente lo alcance. Yo, al menos, salí con ganas de ver el 2. No obstante, me gustaría apuntar tres reflexiones al hilo de algunos problemas que detecté (no os dejéis engañar por la extensión de lo que expongo: los problemas son menores).

pulsaciones

  1.      De la promoción de la serie

Según la web de Antena 3: “La serie narra la investigación de un neurocirujano recién trasplantado de corazón que busca resolver la misteriosa muerte de su donante”. Y continúa Esta historia de suspense y amor parte de una original premisa basada en la conocida teoría de la ‘memoria del corazón’. ¿Cómo te sentirías si comenzaras a revivir como propios recuerdos y experiencias de un desconocido?”.

El planteamiento suena potente y original. Es de esas ideas que las escuchas y dices: “Aquí hay una serie”. Sin embargo, la historia, tal y como se nos vende, no arranca hasta la segunda mitad del capítulo. ¿Por qué tan tarde? ¿Era necesario retrasar tanto la historia que se le había prometido al espectador? Yo creo que no y vamos a ver por qué.

pulsaciones2

  1.      De la presentación de los protagonistas

Los capítulos 1 llevan siempre aparejada esta dificultad. Es el gran reto del guionista porque ahí radica, en gran medida, que los espectadores te concedan una nueva oportunidad a la semana siguiente. En ese sentido, el error más común suele consistir en no conseguir que el espectador empatice con los personajes (hablo de ello con más detalle en la crítica de “Lo que escondían sus ojos”). En “Pulsaciones” éste es un problema menor. Es cierto que se podría haber profundizado más en la personalidad de Alex (nos lo presentan como un tío ambicioso profesionalmente pero ¿qué es lo que ambiciona? ¿dinero? ¿prestigio? ¿superar un complejo? ¿demostrarle algo a alguien?). Esto habría hecho la historia más personal y, por ende, más empática. Pero como digo ése es un problema menor. El problema que más me preocupa es anterior y no consiste en la identificación “con” el protagonista sino “del” protagonista. ¿Cuál de todos ellos es?

“Pulsaciones” nos presenta dos historias contadas en paralelo: la de un neurocirujano que oculta a su propia mujer su adicción a las drogas y la de una pareja de periodistas que investiga la desaparición de una persona. La primera historia está bien, no digo que no, pero la segunda es más interesante, en tanto en cuanto el nivel del conflicto (lo que hay en juego) es mayor. Sin embargo, según avanza el capítulo, los segundos son arrinconados y el neurocirujano se convierte en el verdadero protagonista de la historia (tal y como la promoción de Antena 3 nos había prometido). Esa tardanza en situar al protagonista en el centro de nuestra historia creo que despista para mal al espectador.

BOTON SUSCRIPCION

  1.  De la generación del misterio

El misterio se construye generando extrañeza en el espectador y haciéndole preguntarse ¿Por qué está ocurriendo lo que está ocurriendo? Normalmente esto se consigue planteando situaciones que desafían a la lógica más inmediata y obligando al espectador a seguir mirando para descubrir la explicación última de las cosas que suceden. Para ello, los guionistas presentamos la información que nos interesa y ocultamos la que no. Los mecanismos más importantes para esta ocultación son el punto de vista y la elipsis. El punto de vista consiste en contar la historia desde los ojos de uno de nuestros personajes (ocultando así lo que hacen otros personajes a sus espaldas). Cuando queremos retrasar cierta información del personaje que nos guía a través de la historia, lo que solemos hacer es cambiar el punto de vista a otro personaje.

La elipsis, por su parte, consiste en dejar de contar lo que ha ocurrido en la vida de un personaje durante un breve periodo de tiempo. A veces, la elipsis se deja a la vista del espectador (se le cuenta que estamos haciendo una elipsis). Otras veces se le oculta (aquí el rey es “Wayward Pines”).

Hoy día, el recurso del punto de vista está plenamente justificado, pues debido a la extensión de las series, necesitamos alimentarnos con las historias de varios personajes. De esta forma, ningún espectador siente que se le esté haciendo trampas cuando el guionista deja una historia en lo más alto y cambia el punto de vista.

Sin embargo, el uso de la elipsis es más delicado en tanto en cuanto, si no está plenamente justificado, puede dejar a la vista los tentáculos del guionista. Una de las mejores formas de justificar el uso de la elipsis es, precisamente, el cambio en el punto de vista. De esta forma, cuando retomemos la historia del protagonista, puede haberse convertido en un verdadero desconocido para nosotros, generando así la extrañeza que estábamos buscando (¿por qué se comporta así? ¿qué le ha ocurrido durante el plazo de tiempo en el que estuvimos siguiendo los pasos del otro personaje?).

pulsaciones3

Dejadme que os haga un breve resumen del capítulo 1 de “Pulsaciones” y comprenderéis por qué os he echado esta chapa:

  1. Prólogo gancho. Funciona muy bien.
  2. Presentación de Rodrigo y Lara, dos periodistas que comienzan a investigar la desaparición de la persona desaparecida en el prólogo.
  3. En paralelo, presentamos a Alex, un neurocirujano de éxito que consume pastillas estimulantes a espaldas de Blanca, su mujer.
  4. ELIPSIS
  5. Meses después, nos enteramos de que Rodrigo apartó a Lara de la investigación. Pero Lara le encontró y lleva tiempo espiandole. Ahora la vida de ambos corre peligro.
  6. Por su parte, Blanca descubre que Alex toma pastillas. Discuten.
  7. Rodrigo sufre un accidente de moto.
  8. A causa de las pastillas, Alex sufre un ataque al corazón. Salva su vida gracias a un trasplante.
  9. Alex empieza a tener recuerdos que no le pertenecen (los recuerdos del accidente de moto de Rodrigo).
  10. A través de los recuerdos, Alex se aproxima a la vida de Rodrigo.

pulsaciones5

Como vemos, el capítulo tiene una elipsis un poco antes de llegar a la mitad del capítulo. Se trata de una elipsis a la vista. No nos la ocultan pero ¿está justificada? ¿era necesario recurrir a este artificio? Es muy aventurado opinar sin conocer el mapa de tramas y probablemente los guionistas tuvieron una buena razón para hacer las cosas como las hicieron. Sin embargo, como especular es gratis, permítanme que proponga el siguiente orden de acontecimientos:

  1. Prólogo gancho. Igual.
  2. Presentamos a Alex, un neurocirujano de éxito que consume pastillas estimulantes a espaldas de Blanca, su mujer.
  3. A causa de las pastillas, Alex sufre un ataque al corazón. Salva su vida gracias a un trasplante.
  4. Alex empieza a tener recuerdos que no le pertenecen.
  5. A través de los recuerdos, Alex se aproxima a la vida de Lara.
  6. Alex y Lara investigan juntos la muerte de Rodrigo.

¿Qué conseguimos con esta nueva disposición de acontecimientos? Varias ventajas:

  1. La historia que nos prometía Antena 3 empieza a contarse desde el punto 4. Antes no sucedía hasta el 9.
  2. Nos queda mucho más claro desde el principio que el protagonista de nuestra historia es Alex. No hay riesgo de que el espectador se desubique.
  3. No necesitamos recurrir a un recurso artificial como la elipsis.
  4. La disposición de los acontecimientos es más orgánica, ya que vamos a ir descubriendolo todo (incluida la historia de Rodrigo y Lara) desde un único punto de vista: el de Alex.
  5. Y la más importante: al no saber nada de la vida de Rodrigo, los recuerdos que Alex va teniendo son tan misteriosos para el espectador como para él.

Hay cien formas de escribir una historia y otras mil de reescribirla. Esta es la mía ¿Cuál es la tuya?

Si te gusta, comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

2 comentarios en “Reescribiendo “Pulsaciones” 1×01: de los recursos del guionista en el misterio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.