Crítica “Reinas” 1×01: de la suprema humildad de José Luis Moreno

Si te gusta, comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 

No puedo negar que esperaba con cierto interés el estreno de la última serie de TVE. Si los políticos están obligados a justificar cada céntimo que se gastan de nuestros impuestos, con más motivo han de hacerlo cuando bordean peligrosamente la ley (o directamente se la saltan) para financiar el negocio de un empresario moroso con Hacienda (o sea con todos nosotros). Mi primera impresión fue positiva: la serie tiene un look cinematográfico impecable. Felicidades a todo el equipo. Celebro que ya la mayoría de las ficciones españolas se hayan subido a este carro y espero que nunca se bajen de él.

Desgraciadamente, en este caso, la primera impresión no es la que queda: es la segunda. Muy pronto descubro que los nombres de los guionistas no aparecen en los títulos de crédito iniciales. Sí, amigos. ALMA matándose cada semana para que nuestros nombres estén presentes en los dossieres de prensa y llega este figura y no nos cita ni en el propio capítulo. ¿A qué se debe semejante desprecio? ¿Se trata de un error o es que no nos considera importantes?

BOTON SUSCRIPCION

Sigo viendo el capítulo y trato de sumergirme en la trama pero me resulta imposible. ¿Por qué? Pues aparte de que el episodio tiene un problema de ritmo, más propio del cine que de la televisión, el asunto está en que los guionistas (sean quiénes sean) confunden contar la Historia con contar una historia. En una serie de ficción, se pueden narrar hechos históricos pero si no tenemos una buena trama jamás conectaremos con el público. Y “Reinas” no la tiene. Quizás la serie de Moreno sea muy fiel a los acontecimientos que sucedieron en la Europa del siglo XVI pero ahí se acaba su mérito. Construir un relato para televisión basado en hechos reales requiere algo más que reproducir delante de una cámara los acontecimientos que sucedieron en el pasado. Para contar una buena historia (y esto ya lo comentaba en la crítica a “Lo que escondían sus ojos” 1×01) es necesario generar empatía hacia nuestros protagonistas. Y la empatía se consigue con más facilidad en tanto en cuanto la historia es más personal. Pues bien, lo único personal que tiene “Reinas” es que Isabel I folla por el culo y que María Estuardo es su prima. A partir de ahí, lo demás son intrigas palaciegas con las que difícilmente puede identificarse un espectador del siglo XXI y que están narradas a través de unos diálogos brillantes por momentos pero excesivamente informativos en otros.

jose-luis-moreno-reinas

Al terminar el capítulo, los títulos de crédito me revelan finalmente los nombres de los guionistas. Para mi sorpresa descubro que la serie está escrita por Javier Muñoz… ¡y José Luis Moreno! Quiero pensar que, en un alarde de humildad, el afamado productor ha decidido postergar su nombre hasta el final del capítulo para que brillen antes los de otros miembros de su equipo que considera más importantes que él (quiero pensarlo aunque el argumento pierde bastante credibilidad cuando leo el nombre de José Luis Moreno a cuatro columnas como productor ejecutivo, la verdad). Y quiero pensar también que Javier Muñoz ha sido retribuido tan satisfactoriamente por su trabajo que, en otro alarde de humildad, también ha renunciado a figurar donde se merece. Y quiero pensar todo esto porque cualquier otra explicación pasa por el desprecio hacia mi profesión, por el intrusismo laboral o por el abuso de poder. Y las tres cosas me resultan insoportables. Especialmente si están pagadas con dinero público.

Si te gusta, comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.